¿Te gusta porque es libre o porque es gratis?

Cansado estoy de todos los días ver como salen personas defendiendo el software libre, criticando a Microsoft y a cuanta empresa no respalde el “software libre”, hace un par de días en un periódico de mi país, salió un inmenso artículo venerando un “nuevo sistema operativo”, “ideado por uno de los estudiantes de una universidad de aquí”, para no hacer el cuento largo, dicho sistema operativo no era más que una nueva distribución de Linux, si, le cambió el nombre, y dos o tres labels a una de las distribuciones existentes, y ya la prensa dice que ideó un nuevo sistema operativo. En fin, además de evidenciar la incultura del autor de dicho artículo, al menos en lo que a sistemas operativos se refiere, eso me demostró una vez más que una gran parte de los defensores del “software libre”, no saben realmente de lo que están hablando.

Ahora te preguntarás, ¿Por qué siempre pone software libre entre comillas?, sencillo, porque a la mayoría de los que lo defienden, no les interesa que sea libre, es más, probablemente no saben ni lo que quiere decir eso, a ellos lo que les interesa es que sea gratis. Dejo exentos de estos comentarios a los que realmente defienden la causa noble detrás de la idea, y realmente los respeto, pero, seamos realistas, el software libre, a la larga o a la corta termina siendo gratis, de hecho así está en la licencia GPL, la única obligación que tienes es la de brindar el código fuente, y decir quien lo hizo, pero nadie te dice que aunque lo hayas comprado, no puedas cambiarlo y regalarlo.

Yo pienso que toda esta idea, al final no ha sido más que un complot de los grandes medios y las grandes empresas, para tener cientos de personas programando para ellos de gratis. Ya sé que eso suena utópico, y es verdad, es más, realmente no lo pienso, pero lo que si pienso es que los desarrolladores de software libre, han caído de una forma u otra en una trampa, porque al final, quienes salen perjudicados son quienes lo hacen. El asunto está, en que cada vez que alguien habla de que si tal software debería ser libre, de que si Microsoft es el diablo porque no comparte su código fuente, yo me pregunto ¿Y si tengo que darte el código de todo lo que hago, quien me garantiza que después tu no regales mi software?, o mejor, ¿Si tengo que regalarte lo que hago, entonces quien paga mis cuentas, y mis años de estudios e investigación?, pues así es, nadie los va a pagar, probablemente moriré de hambre, mientras miles de personas usan herramientas hechas por mí.

Y no me vengan con eso de que el software libre no es gratis y que se puede hacer dinero con él, jejejej, eso suena bonito, pero en el fondo sabes, que si no trabajas para una gran empresa, o tu proyecto es lo suficientemente importante como para que lo usen miles de personas y te paguen por soporte, entonces probablemente morirás de hambre. A mi particularmente me molesta por el hecho de que cada vez más se cierra el mercado para nosotros los desarrolladores, por ejemplo, unos años atrás, si querías una página web, pues tenías que pagarle a un diseñador para que te la hiciera, y luego un programador para que le pusiera funcionalidad, hoy sencillamente instalas Joomla, drupal, worpress, o cualquier otro CMS de esos que existen por ahí y listo, tú tienes tu página Web, y hay un programador que no come hoy.

Muchos se defienden diciendo que tú tienes que saber lo que hace el software, para ser libre realmente, y es por eso que necesitan el código fuente, y yo les respondo como respondió uno de mis profesores de la facultad cuando le hicieron el mismo comentario “Cuando compras un coche, tu no le pides los planos del motor al fabricante, incluso sabiendo que si algo funciona mal te puede costar la vida”. De hecho, para que querrías tu el código fuente si no para saber cómo se hace algo, algo que tal vez a quien lo hizo le costó varios años de investigación y trabajo, algo que tu coges así de fácil y haces con él lo que quieras, incluso venderle una página Web a alguien, con miles de funcionalidades, y cobrar unos cuantos miles, cuando lo que hiciste fue instalarle Joomla, y no les diste ni un centavo a quienes lo hicieron.

Para no extender esto, yo pienso, y es mi criterio muy particular, que lo que debe ser libre es la información y no el conocimiento, yo puedo enseñarte a programar, pero no te puedo regalar mi software. Los verdaderos profesionales tenemos que vivir de nuestros códigos, porque es lo único que sabemos hacer bien, y es para lo que hemos estudiado tanto, y como dijera otro de mis profesores “Esa idea de regalar códigos es muy bonita cuando uno es estudiante, o se dedica a otra cosa o simplemente no necesita más dinero porque tiene suficiente, pero cuando programar es lo único que sabes hacer, y tienes una familia que mantener, más te vale que puedas obtener algo por tus códigos”. Y si no concuerdas conmigo, entonces tampoco estarás de acuerdo con que los cantantes cobren por cantar, o los autores por sus canciones, o los escritores por sus libros, y si no tengo razón, convénceme de lo contrario, demuéstrame que regalando mis códigos puedo pagar mis cuentas, así como los cantantes, los autores y los escritores.

Espero sus comentarios.

Anuncios